• alvarojabon

¿Cómo se compra en IronIA y dónde están mis fondos?

¿Por qué no necesito una cuenta corriente? ¿Y si desaparece IronIA?


Estas y muchas otras preguntas son las que nos habéis ido realizando en las diferentes redes sociales, llamadas o correos y que vamos a ir respondiendo para que a nadie le quede ninguna duda de la operativa de IronIA.


Entiendo perfectamente las dudas que surgen porque sobre todo vienen de la novedad que supone la forma de operar que tiene IronIA Fintech. Es totalmente nuevo que no exijamos la apertura de una cuenta bancaria como hacen otras plataformas y eso lo hacemos por dos motivos principalmente:

1- No hace falta para nada. Para comprar fondos de inversión no se necesita una cuenta corriente ni un IBAN asociado a la misma aunque estemos habituados a ello. Básicamente hasta ahora venía del interés por parte del comercializador que solía ser un banco o una plataforma de un banco en abrirte esa cuenta pero necesario no lo es.

2-Facilita muchísimo el alta del cliente. La no necesidad de aperturar una cuenta bancaria agiliza mucho el proceso de alta y en nuestro caso creo que son necesarios 14 clicks. Además, desde el punto de vista operativo queríamos asemejar lo máximo posible la contratación de un fondo de inversión al proceso que seguimos cuando compramos en Amazon por ejemplo. El problema al que nos enfrentábamos era que si bien en Amazon las compras se cargan contra la tarjeta de créidito/débito en la compra de fondos (por los límites bajos de las tarjetas) esto no era funcional. La novedad en este punto, que además da seguridad, es que como no hace falta aperturar ninguna cuenta bancaria, cuando un cliente compra un fondo, el cliente elige contra qué cuenta corriente de su banco tradicional quiere que se cargue esa compra. Es lo que te explicó ayer mi compañero Álvaro, las transferencias inmediatas de SEPA2 siguiendo la normativa PSD2 que ha entrado en vigor hace poco.

Con esto llegamos al punto de la seguridad, el dinero y los títulos de los fondos nunca pasan por nuestras manos. En el proceso de alta se abre una cuenta de valores a nombre del cliente en el administrador y registrador de las cuentas partícipe (custodio), que es Allfunds, que es la plataforma que utilizamos para la contratación de fondos.  Una vez el cliente haya contratado el fondo, Allfunds cargará la compra contra esa cuenta del cliente. Con lo que en ningún momento hay riesgo de "balance" de IronIA. Luego, evidentemente, es Allfunds el que mantiene el registro de esas posiciones del cliente. Si IronIA desapareciera, no habría ningún problema, puesto que las participaciones están registradas en Allfunds y se podrían trasladar a otro comercializador sin ningún problema. Por úttimo, IronIA es un proyecto de Diaphanum Valores SV SAU, registrada en la CNMV como sociedad de valores con el número 265. Por supuesto podéis consultar todos nuestros datos en la página de CNMV.

¿Qué es un comercializador de fondos?

Dicha figura se entiende como un actor principal y totalmente necesario en el sistema financiero español ya que de lo contrario el inversor final no podría invertir en ninguno de los fondos internacionales disponibles en el mercado. La regulación, en la propia defensa del inversor minorista, le dota al comercializador de ser la figura necesaria para hacer llegar al inversor final los fondos internacionales por diversos motivos que siempre van en defensa del inversor final y entre estos motivos podemos destacar que gracias a esta figura las participaciones de un fondo de inversión están declaradas a nombre del inversor final y no en una cuenta ómnibus o similar de forma que cada inversor o participe tiene su inversión segregada y a su nombre lo que le otorga una mayor seguridad como es evidente, otros motivos pueden ser la llevanza de la fiscalidad española, la posibilidad de hacer traspasos sin peaje fiscal y la delegación en los mismos por parte de las gestoras internacionales del KYC (know your client) y PBC (Prevención Blanqueo de Capitales).

Ahora bien, hay que saber diferenciar el papel de un comercializador y de un depositario ya que si lo conseguimos entender tendremos muy claro cuál es el riesgo patrimonial que asume el cliente eligiendo un comercializador u otro. Como todos sabéis el depositario de los fondos de inversión suele ser una entidad de reconocido prestigio internacional (State Street, JPMorgan, Citibank, BNP SS; Morgan Stanley…); en dichas entidades se depositan los activos que componen nuestro fondo de inversión y que determinan su Valor Liquidativo por tanto el riesgo patrimonial del cliente está en esos activos y en el depositario de los mismos. Es por ello que el comercializador la labor que realiza es una administración y registro de las participaciones a nombre del inversor final pero nunca una depositaría como tal y por tanto el riesgo patrimonial de quiebra del comercializador para el inversor es nulo ya que esta fuera del balance del comercializador y en caso de quiebra del mismo sus participaciones se traspasarían a otros comercializadores.

Y por último, para no extenderme más, destacar que como comentábamos antes Ironia es un producto de Diaphanum Valores que esta regulado por CNMV y adscrito al FOGAIN con lo que la defensa de los participes es la misma que en cualquier otro comercializador español.