• Jose A. Esteban

El parasitrón

Actualizado: oct 6


El parasitrón se caracteriza por las siguientes cualidades:

  • Atrae a otros parasitrones. Un parasitrón tiene la capacidad de reconocer y atraer a otros parasitrones formando lo que se denomina la materia parasitrónica de las empresas, esta materia absorbe los recursos de las empresas transformándolos en sus nóminas o en contratos con empresas parasitrónicas.

  • Repele las partículas con talento. Los parasitrones tienen una especial repulsión por las partículas con talento, ya que tienen la firme convicción de que cualquier afirmación basada en conocimiento tiene el mismo valor que su opinión basada en el desconocimiento. Aquí tenemos un ejemplo ilustrativo de dicho comportamiento. Dura 8 minutos por lo cual esta fuera del rango de atención máximo de un parasitrón, que solo puede leer informes ejecutivos o video de 20 sg.


  • Alta capacidad de creación de procesos infinitos. Los parasitrones son capaces de transformar cualquier proceso efectivo en un proceso donde añadirán un número indeterminado y suficientemente elevado de comités, compuestos por materia parasitrónica, los comités poseerán un nombre lo suficientemente importante para que su carencia absoluta de necesidad pueda pasar desapercibida, los comités parasitrónicos tiene como entrada y salida otro comité, hasta que la partícula que generó la necesidad la resuelve por sí misma pasado un tiempo. Este efecto se suele denominar, solución en la sombra debido a la sombra que genera la materia parasitronica. En el caso concreto de tecnología "Shadow IT", por supuesto los parasitrones de IT luchan fervientemente contra la "Shadow IT" ya que pone en riesgo la estabilidad de la materia parasitrónica.

  • Generación de consumo de recursos en otras partículas. Los parasitrones son grandes consumidores de recursos que producen solo materia parasitrónica, pero este efecto son capaces de extenderlo a otras partículas haciendo que estas también consuman recursos en la generación de materia parasitrónica. Un ejemplo ilustrativo lo podéis encontrar en https://www.linkedin.com/posts/joseaesteban_organizaciones-activity-6609847464822476800-ktqh

  • Alta capacidad de ocultación. Los parasitrones tienen una alta capacidad de ocultación a plena vista, emiten una serie de ondas de pseudo conocimiento adornado de palabras de moda y términos tecnológicos que hacen que sean difíciles de reconocer y puedan pasar por partículas brillantes, este efecto se debe a que la luz viaja más rápido que el sonido y una partícula te puede parecer brillante hasta escuchar lo que dice, o mejor compruebas el resultado de sus acciones.

Ahora que hemos descubierto esta partícula por fin podemos tener la formula del éxito en una empresa, si el número de parasitrones es menor que el 10% del total de las partículas de una empresa, la empresa tendrá éxito. Por eso las empresas grandes soportan mayor número de parasitrones.


Dejamos para otro estudio el caso de las empresas publicas donde las leyes de la física no son aplicables por tratarse de otro tipo de universos.


Y por último solo quería señalar donde un parasitrón es más dañino para una empresa, eliminando las obviedades que no suelen dar lugar a empresas, como el parasitrón CEO; el mayor riesgo para una empresa es el parasitrón CIO ya que la atracción de materia parasitrónica lastrará el total de las partículas y creará un agujero negro de estancamiento tecnológico, eso si, bien argumentado y documentado por alguna reputada compañía parasitrónica.


En próximas publicaciones analizaremos el parasitrón Agil, una partícula especialmente hábil en las técnicas de ocultamiento tras las metodologías ágiles, capaces de instaurar procesos ágiles basado en férreas normas documentadas de procesos infinitos.