• Javier Riaño

Huevos con jamón. Renta Fija y Renta Variable

Nivel: Básico


- Eeehhh, que ya sabemos qué son los fondos de inversión!!! Y sabemos elegir la clase más barata y dónde comprarla para que no nos engañen!! A invertir, a invertir!!!

- Pero a dónde crees que vas alma de cántaro si no sabes qué es la Renta Fija y la Renta Variable??

- Que sí hombre, que la renta fija es eso que es seguro pero no paga mucho y tiene que ver con los tipos de interés o las primas de riesgo y la Renta Variable, pues eso, acciones.

- Buff...esto va a ser duro, empecemos!!!!


Pues bien, para tratar de explicaros todo esto tengo que hablaros de uno de mis temas favoritos, los instrumentos financieros!!!!

Desde que se inventó el dinero allá por los siglos VI y VII a.C. podemos dividir a los humanos entre los que ingresan más de lo que gastan y por tanto tienen ahorros y los que gastan más de lo que ingresan y necesitan que alguien les pague la fiesta. Esto no ha cambiado mucho desde entonces y aplica tanto a las personas, como a las empresas o los países y son precisamente los instrumentos financieros los que sirven para trasladar ese ahorro de unas personas o empresas o países a los que lo necesitan. También, desde que el hombre existe, éste ha sido poco dado a hacer las cosas gratis y prestar los ahorros mucho menos, y en función de si la religión o no lo permitía, se ha intentado cobrar un precio por dejarle a alguien esos ahorros. Es lo que llamamos el tipo de interés: el precio que tenemos que pagar por un dinero que alguien nos deja.


Ahora bien, el término instrumentos financieros es bastante genérico y abarca tanto los bonos, las acciones, los préstamos, los depósitos, etc. ¿Qué diferencia hay entre unos y otros?

La principal distinción que yo haría hoy que nos vamos a centrar en los bonos (Renta Fija) y las acciones (Renta Variable) es el riesgo que se asume cuando uno le deja el dinero a alguien. En el caso de la Renta Fija, hablamos de instrumentos financieros que sirven para prestar nuestro dinero a una empresa para que aborde nuevos proyectos o un país para que construya carreteras, por ejemplo. Lo importante aquí es el término prestar, ni es un regalo ni me importa demasiado si la empresa gana más o menos dinero o el país tiene mayor o menor superávit (ingresos menos gastos). Lo que me importa es, primero, que tenga capacidad de devolvérmelo y segundo, que me pague un interés razonable. Es decir, estamos asumiendo un riesgo limitado y bien definido en todos sus términos en un "contrato". Fijaremos un montón de cláusulas pero sobre todo dos, el plazo durante el cual le dejamos ese dinero y el tipo de interés que nos tiene que pagar.


Por ejemplo, supongamos que yo soy el director financiero de una empresa y necesito dinero para montar varias fábricas en otro países, y no necesito un poquito, necesito una pasta de verdad, por ejemplo 1000 millones de Euros que devolveré en 3 años. Primera idea, vamos al banco a ver que nos dice:

Vale, parece que el banco no está por la labor de dejarnos ese dineral porque es demasiado para él y ahora ¿qué? ¿qué hago con mi vida?

Segunda idea: Si es mucho dinero hasta para un banco, vamos a dividir los 1000 millones en 10.000 trocitos (títulos) de 100.000€ cada uno, y en lugar de pedírselos a un banco vamos a ofrecerlo a todo el que esté dispuesto a prestarme 100.000€ como mínimo durante 3 años a un tipo de interés del 5%. Eso quiere decir que al que me deje 100.000€ hoy, dentro de un año le pagaré 5.000€ de interés, dentro de dos años, le daré otros 5.000€ y dentro de tres, le pagaré los 5.000€ que corresponden y le devolveré los 100.000€ que me dejó. Esto los financieros lo dibujamos así:

Las flechas hacia abajo suponen salida de dinero, y las flechas hacia arriba entrada de dinero, con lo cual esto sería el diagrama de flujos para el que nos quiere prestar 100.000€.

Bien, como el importe es más accesible (ya veremos cómo aterriza esto en nuestras carteras, que 100.000€ siguen siendo una pasta) y el tipo de interés parece atractivo mi empresa consigue lo 1000 kilos de 10.000 personas o empresas y yo mantengo el puesto. Acabamos de crear simple y llanamente nuestra primera emisión de bonos de Renta Fija y puesto que lo emite mi empresa le llamamos Renta Fija Corporativa.


Ahora viene lo divertido, el señor X que es el que me dejó el dinero, al cabo de un año, justo el día que mi empresa le ha pagado ya los primeros 5.000€ de intereses, me dice que donde dijo digo, digo Diego, y que necesita que le devuelva los 100.000€ que le presté. Yo que soy muy escrupuloso, saco del cajón el contratito que firmamos y le digo que no respetar los pactos es muy feo. Aún así, como me cae bien, nos ponemos a discurrir cómo solucionar el problema. Se nos ocurre, que a mí como empresa, realmente me da igual pagarle los intereses a él o a otro, pero que lo que no puedo es devolverle ahora los 100.000€ y que si encuentra a alguien que le compre el derecho a recibir 5000€ durante los dos años que le quedan y los 100.000€ de principal, por mi encantado. Además como a esos trocitos le habíamos llamado títulos, podría intentar venderlos ya que son un instrumento financiero. Esto es lo que se llama Mercado Financiero, un lugar virtual donde se negocian, compran y venden este tipo de títulos, y ahora la gran pregunta

¿a qué precio puede vender el señor X el bono con cupones del 5% al que le quedan 2 años de vida?

Y tú me dirás: - ¿y a mí qué c*** me importa todo esto? ¿tú te crees que estoy yo ahora para valorar bonos? qué bastantes líos tengo en la cabeza!!

- Ya!! Pero es que este señor tiene un problema!! vamos a ayudarle!!

-Que pesado!! Bueno, a ver, 5.000€ por dos años que quedan son 10.000€ de intereses más 100.000€ que me devuelven, pues 110.000€ creo que es el precio justo del bono.

- QUE NO!! NO ESTAMOS A LO QUE CELEBRAMOS Y NO OS ESTÁIS ENTERANDO DE NADA!!! ¿No habíamos dicho que el dinero tiene valor en el tiempo y que se llama precisamente tipo de interés? Pues eso hace que JAMÁS se puedan sumar a lo bruto cantidades de dinero que se producen en distintos momentos de tiempo. Para poder hacerlo hay que "traer" esos 5.000€ de dentro de un año y los 105.000€ de dentro de dos años al momento actual. Es lo que se llama "descuento de flujos de caja", traer a día de hoy cantidades de dinero futuras y se hace mediante una sencilla operación matemática.


Si te preguntara que cuanto tendríamos si invirtiéramos hoy 100€ durante un año al 5% de interés, la respuesta sería sencilla: 100€+100€*0,05=105€ o lo que es lo mismo 100*(1+0,05)=105. Si ahora le doy la vuelta y te pregunto cuanto hay que invertir para tener 105€ dentro de un año si invertimos al 5% me diréis que soy idiota y que 100€. Vale, lo que estás haciendo sin darte cuenta es la operación contraria 105/(1+0,05)=100. Justo esto es lo que se llama descontar. Lo que complica un pelo el asunto es que si en lugar de un año invirtiéramos 2 años seguidos nuestros 100€ al 5%, la respuesta a la primera pregunta sería 100*(1+0,05)^2=110,25. Esto es porque el segundo año, no invierto 100, sino que ya tendría 105 para invertir ese segundo año. A esto le llamamos capitalización compuesta.


-Gracias...

Venga, que ya casi lo tenemos, vamos a valorar nuestro bono, despejar esa X si el tipo de interés es el 5%.


OOHHH, la suma de esos numerajos es exactamente 100!!! Pues sí, esa es la forma correcta de valorar el bono. Si el tipo de interés se mantiene estable el precio seguirá siendo 100, ¿pero qué pasa si en el primer año mi empresa ha ido como un cohete y la gente está dispuesta a dejarme el dinero por menos tipo de interés, por ejemplo un 3%?


¿Cuál sería ahora el precio del bono?





Casi 104!! Es decir, hay una relación inversa entre el tipo de interés que se exige a mi empresa y el precio del bono!!!! Además de los 5 que cobré, en la venta obtengo una plusvalía del 3,8%. Veamos dos ejemplo más:


Tipo sube al 8% porque mi empresa va fatal, la gente se fía menos y solo me deja dinero si le pago un 8% de interés:





El precio del bono ha caído hasta 94,6 y nadie estará dispuesto a pagarme más con ello y habré perdido en la venta casi un 5,4%.


Tipo baja hasta el 0% porque además de que mi empresa va muy bien, el Banco Central Europeo ha bajado los tipos (ya veremos porqué y en qué le afecta eso a mi empresa)






110!!! El precio del bono coincide con la suma a lo bruto de los flujos de caja!! Claro, justo cuando el tipo de interés es 0, o lo que es lo mismo el precio del dinero en el tiempo es 0!!


¿Podría este bono valer más de 110? La respuesta lógica sería no, nadie debería pagar más de lo que va a cobrar y de momento vamos a quedarnos con eso. Por eso es muy mala idea comprar bonos con el retrovisor, mirando lo que han hecho, porque los pagos de un bono son los que son y los movimientos de tipos de interés solo adelantan o retrasan al precio del bono esos pagos. Si el precio del ese bono vale 110, te está reflejando que ya vale todo lo que puede pagarte con lo cual no tendría ningún sentido comprarlo porque la rentabilidad que voy a obtener es 0, pago 110 por algo que me devolverá 110.


Perdonarme, pero entender y tener claro estos conceptos que acabamos de ver, son de las cuestiones más importantes en el mundo financiero porque el resto está chupado. Con esto se valora prácticamente todo, no solo renta fija, si no también renta variable que lo veremos la próxima semana, la única diferencia es que en una acción, los flujos de entrada (lo que eran los intereses en la renta fija) no son ciertos, son estimaciones sobre los beneficios de las compañías, etc. pero el mecanismo es exactamente el mismo!!!


Me queda una última cosa, en la renta fija os decía que la clave era la palabra prestar, en la renta variable, la clave es que somos socios de la compañía en la que invertimos y por tanto asumimos el mayor de los riesgos. Dice el refranero popular que en un plato de huevos con jamón, la gallina colabora y el cerdo se compromete, pues bien, en renta fija, somos la gallina, y en renta variable, el cerdo. Espero que no se os olvide.


Buenas noches!!!!!!!